Norberto Bobbio, pensador liberal-demócrata

NURIA LABARI

Lunes, 12 de Enero de 2004

elmundo.es

MADRID.- El filósofo italiano Norberto Bobbio falleció en Turín el 9 de enero de 2004 a la edad de 94 años. El pensamiento de Bobbio lo convierte en uno de los pensadores esenciales del siglo XX, sobre todo en las ramas de Derecho y Política. Fue un peso pesado en el ámbito universitario, pero su labor no fue exclusivamente académica, sino que sus ideas se filtraron a toda la sociedad, convirtiéndose en uno de los filósofos más influyentes de Europa.

Norberto Bobbio fue un profundo conocedor del siglo XX italiano, con las implicaciones políticas que ello implica. Vivió el fascismo en su juventud –con cierta tolerancia de la que más tarde se arrepentiría-, pasó por la Resistencia –apoyando a grupos socialistas-, la democracia y, por supuesto, por la Academia –donde trabajaría como profesor durante buena parte de su vida-. Senador vitalicio de Roma por sus méritos como pensador, Bobbio puso toda su experiencia vital al servicio del pensamiento y del estudio dando lugar a un intelectual de la ‘vieja escuela’, culto, moderado y productor incansable de escritos.

De hecho, a pesar de haber ‘tonteado’ en varias ocasiones con la acción política, Bobbio fue un intelectual puro. Él mismo estableció en ‘Los intelectuales y el Poder’ una diferencia tajante entre los pensadores de la política y los políticos de profesión. Mientras los primeros se dedican a elaborar ideas y discutir problemas, los segundos se dedican a tomar decisiones. Sin duda, Bobbio se contaba en el primer grupo y, en su madurez, era ya plenamente consciente de ello.

El Papa liberal-demócrata

Como filósofo fue un ‘pensador moderado’, es decir, fue un defensor acérrimo de la democracia. Políticamente, habría que incluirlo dentro de la corriente liberal-socialista. Defendió hasta la saciedad que son necesarios derechos sociales fundamentales como educación, trabajo y salud como condición previa para un mejor ejercicio de la libertad. Fruto de esta ‘moderación’ son trabajos como ‘Ni con Marx ni contra Marx’ o ‘El futuro de la democracia’. Sin embargo, no debe confundirse en Bobbio la moderación con la indefinición, dado que en la defensa de la democracia –sistema que definiría como “un conjunto de reglas (primarias o fundamentales) que establecen quién está autorizado para tomar las decisiones colectivas y bajo qué procedimientos”- Bobbio fue un completo radical.

Francisco Umbral lo apodó en alguna ocasión como “el Papa liberaldemócrata de Europa” y habló del ‘nobertobobbismo’ como una corriente de pensamiento extendida y aplaudida en toda la Unión. En efecto, su pensamiento abierto permitía acoger tanto a socialistas moderados como a capitalistas concienciados socialmente. Un saco éste en el que parece que puede entrar casi cualquiera. Sin embargo, su firmeza respecto al cumplimiento de los principios de justicia y libertad y su coherencia a lo largo de su trayectoria convirtieron a este italiano en un pensador nada común.

Fonte: http://www.dirittoestoria.it/3/In-Memoriam/Norberto-Bobbio/Bobbio-El-Mundo.htm

Anúncios
Esse post foi publicado em Acerca de Bobbio. Bookmark o link permanente.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s